jueves, 1 de mayo de 2008

el problema de las nuevas generaciones...


Estando con un compa salio a la platica que habiamos visto un reportaje acerca de que "las nuevas generaciones son más apaticos e inexpresivos que las de antes, y nosotros pensamos que:

si estamos asi es por tanta mentira que nos han dado y por defraudarnos año con año no somos apaticos más bien no nos interesan sus cosas, estamos atentons a otras cosas no a lo ke ellos proponen solo nos une a ellos lo ke vimos juntos en tv nos juzgan con conceptos que ya no son validos, siglo XXI, todo cambia, y la sociedad cambio más rapido de lo que esperaban, el tiempo se les vino encima ¿y que? no somos más ni menos, somos la nueva generacion somos el producto del mundo que nos heredaron, que no mamen con que “los jóvenes tenemos un problema” apesar de que nos creen inexpresivos noc comunicamos incluso más que antes con toda la tecnologia que tenemos ahora a la mano hay mucho ruco que en ves de agarrar el paso creen que con hacerse pendejos el mundo va a caminar más lento para que ellos no si rezaguen ahora nuestro miedo no es a morir sino a fracasar de alguna manera ya no creemos en dios en los politicos en ninguna autoridad y en muchos casos ni en nosotros mismos nuestro ser se basa en tener, ahora solo queremos "lo más" rapido, pequeño, capáz, seguro, etc, si no lo tienes eres pendejo No se puede regresar a “las buenas costumbres” aunque quisieramos, esto somos y es parte de la evolucion social todo el tiempo algo esta cambiando sin que nos demos cuenta El sentido de la existencia misma cambio a una forma de angustia, pareciera que si no estas preocupado por lograr algo a largo plazo, tu vida no tiene sentido ante los demás

muy probablemente esto ya lo ha dicho alguien más y de seguro hasta lo escribieron, pero nosotros lo pensamos solos.

2 comentarios:

elsinquehacer dijo...

y tambien somos la generación del aburrimiento.

trent dijo...

¿esto es debido a ese reportaje de que esta bien golpear a las mujeres?

pues somos parte de una nueva ola, y sin embargo somos viejos a la vez.