domingo, 27 de julio de 2014

The Summer Man



Cuando un hombre entra en una habitación, lleva toda su vida consigo.
Tiene un millón de razones para estar en cualquier parte. Pregúntale.
Si escuchas, te dirá cómo llegó allí, cómo olvidó a dónde se dirigía y entonces se despertó.
Si escuchas, te contará sobre aquel tiempo en el que pensaba que era un ángel o soñaba con ser perfecto. Y entonces te sonreirá con sabiduría, encantado de darse cuenta de que el mundo no es perfecto.
Somos defectuosos porque queremos mucho más.  
Nosotros lo estropeamos.
Porque conseguimos estas cosas y anhelamos lo que teníamos.





Yobailopogo! 
-Todo lo que sabe del mundo
es lo que tú le has enseñado-

2 comentarios:

Carlos MxAx dijo...

siempre lo estropeamos, para bien o para mal, lo que termina termina mal, y si no termina se contamina...

la MaLquEridA dijo...

Somos una calamidad pero somos algo.