jueves, 13 de octubre de 2011

En el nombre del padre...




Ya lo dijeron los Tititititigres del Norte: -pa' mi las deudas de juego, Son siempre deudas de honor- y si es en la cuarta cubeta chelera cuando se hace una promesa, uno no puede más que terminar cumpliendo, acá esta mi post como acordamos en aquel bar en el centro, veamos que aparece en Docimasia al respecto.





La onda es así: “¿es valida la comparación de –Presidente- con la de un –Padre-?” Así con todas las letras, hijole, a mi parecer uno puede comparar lo que quiera con lo que desee, por ahí encontrara coincidencias, puntos a favor y en contra, ventajas entre uno y otro y algunas relaciones y similitudes dependiendo de la funcionalidad y características de acuerdo a la definición que se tenga o se le quiera adjudicar a cada –cosa- pues las palabras solo servirían en función de lo impuesto socialmente tanto por la cultura, como por la tradición o el uso.

Entonces para aclarar: de que se puede, se puede, es valido, de ahí que sea la mejor comparación, pensando en semejantes como una metáfora, y en su caso llegar a sustituir a uno por el otro, o emplearlos como si fueran (casi) lo mismo, pues no. No comparto esa idea, ni esa opinión. De inmediato uno pudiera pensar en lo que es correcto, lo bueno, lo moralmente aceptado y por lo tanto en lo que “se debería ser y hacer” como si ambas palabras fueran sinónimas y en este caso, por lo tanto compartieran las mismas –obligaciones-, acciones, valores, reglas, ideales, etc. Pero desde aquí voy a plantear mi punto de vista, para mí Padre y Presidente no son homólogos, y bien como lo dije unos renglones atrás, se podría comparar al presidente con el capitán de un barco, así como con un auto de cualquier marca, con una aspiradora o una paleta de cereza, un títere, y siempre se encontraría algo al respecto, alguna coincidencia existira, no por nada hay tantos chistes al respecto, como los de la mujer y la cerveza, pero al menos para mí, el presidente no es para nada el padre del país. 

El Padre en todo caso es simbólico y solo adquiere su valor en relación a las funciones que desempeñe para cada persona, de ahí que en el sentido estricto de la palabra va a depender en gran medida de la interpretación que cada uno le adjudique a la palabra, y no solo como una figura, también como persona. Mientras que el Presidente, por su lado, si tiene ciertas reglas preestablecidas, obligaciones claras para desempeñar el papel de funcionario de gobierno para el que se postulo y fue elegido, es decir posee lineamientos y restricciones dictaminadas por la ley en curso, para desempeñar su trabajo, que se respete o no, aprovechando y abusando de su figura de autoridad y por lo tanto de poder eso ya es otra cosa. Por lo que tanto en teoría como en práctica, no se realizan las mismas acciones, esas virtudes no se comparten, ya que el rol que desempeñan es distinto y no debieran por que tomarse como sinónimos, lo malo es cuando alguno de ellos se lo cree, de ahí que existan presidentes que finjan serlo, y así se vendan ante los votantes en sus campañas electorales, pero en todo caso ese título sería auto impuesto, ya que es diferente su relación interpersonal diaria con los demás y de cierto modo eso a muchos les gustaría que fuera cierto.




Entonces puede que existan personas a las que les gustaría que el presidente se comportara como el mejor de los padres, pero eso sería mentirnos a nosotros mismos, nadie niega el deseo de un futuro esperanzador donde todo sea mejor y en ese caso ¿qué puede ser mejor para todos que un padre que nos cuide y procure?, de ahí que en ocasiones nos cueste tanto creer las cosas que llega a hacer un presidente en su periodo de gobierno, y hasta tratamos de justificarlo diciéndonos a nosotros mismos “no, eso no lo puedo creer, él no haría eso, no sería capaz de algo así pues es como nuestro padre”. El papel de Padre como el de Presidente muchas veces se encuentra como –santificado-, no es coincidencia que muchas religiones incluyan en sus mandamientos el honrar y respetar a esa figura, se encuentra en el pedernal ficticio del que no debemos bajarlo y nosotros muchas veces queremos creer esa mentira social, grupal, compartida, y muchas veces heredada, de tener una personas que nos guiara por el buen camino, y de la cual nos tenemos que sentir orgullosos, aquel que no se puede odiar, puesto que no se equivoca y nos quiere, y por lo tanto todo lo hace es por nuestro bienestar, y muchas veces actúa por alguna razón que quizá desconocemos, (justo como dios padre ¿no?) :P ¿Quién podría hablar mal de su propio padre? y es cierto que el presidente al igual que el padre, muchas veces es quien nos representa ante los demás, pero la historia nos ha demostrado lo que alguna vez cito Oscar Wilde "Las peores obras son las que están hechas con las mejores intenciones", como si el hombre por naturaleza fuera bueno, y carente de maldad, y por lo tanto no existieran casos de –padres- y/o –presidentes- que hacen daño, lastiman, hieren a las personas que están bajo su –mando- cuidado y control, de ahi que existan muchos casos de personas que solo se preocupan por su propio bienestar y sus intereses, sin llegar a importarle los demás. 

Ahora bien, si se ve al presidente como el padre del país, ¿Qué sería el ciudadano? (tu y yo) ¿su hijo? ¿y entonces quién es la madre? ¿la patria? ¿el territorio? ¿sus bienes? En lo personal ya lo dije y lo reitero ahorita, no comparto esa idea, entonces quizas los que si defiendan esa postura podrían responder esa duda, pero mientras tanto, recordemos, que hay padres que no desearon serlo, y no solo es Padre el que dona o comparte parte de su material genético para engendrar un nuevo ser, también se le considera Padre a quien educa, cuida y procura –al hijo- y a -la madre- y por lo tanto forma “la familia” ¿y esa cual sería en esta comparación? Entonces en este momento ¿te sientes “el hijo de___(nombre del presidente de tu país)__”? hasta parece insulto ¿no? Quieres continuar su legado, su camino, defenderlo y tratar de corregir –sus errores-. Se supone que un padre haría todo por sus hijos ¿en verdad crees que el Presidente haría todo por sus ciudadanos? 

Aun así considero que sería muy peligroso que un presidente en su periodo de gobierno acepte públicamente ese papel, y se crea ese rol, de autoproclamarse –padre de una patria- ¿no lo creen?, hasta donde sé, ese título se entrega tiempo después, la historia es quien termina juzgando el desempeño de cada uno y llamarlo como es debido. Y el papel de Presidente de la nación, muchas veces parece más como el de el encargado de una empresa, negocio, corporativo, y ese puesto lo obtiene no aquel que tenga mejores tablas, ni tampoco aquel “que sabe más”, o este mejor preparado para desempeñar ese rol, en todo caso está ahí aquel que funciona mejor en la maquinaria, el que tenga influencias y se sepa mover, como esa pieza que funciona mejor en la maquina, para manejar los intereses y beneficios de los dueños, los patrones, ahí quedaría otra analogía mucho mejor que la de un padre.




Por otro lado, una idea que me gustaria plantear para concluir este texto, es la siguiente: Al igual que “madre solo hay una” yo pensaría que Padre solo hay uno, y por lo tanto históricamente la mayoría de los casos a los que se les adjudica el titulo de padre (de lo que sea), siempre se emplea ese título para referirnos a los creadores y en su caso fundadores de algo en especifico, ejemplos tenemos varios ahí está Heródoto a quien se le considera como -el padre de la Historia-, Philip Kotler es reconocido como la mayor autoridad mundial en su ámbito y por lo tanto muchos lo llaman "el padre del Marketing moderno". Luca Pacioli es considerado como -el padre de la contabilidad-, Carl Wood fue el -padre de la fecundación in vitro-, James Gosling es el padre de Java, Edward O. Wilson es conocido como el “padre” de la biodiversidad y de la sociobiología, Robert Ettinger, el padre de la criónica. Tim Berners-Lee: el padre de la web Y tenemos casos como el de Nikola Tesla que es considerado el padre de de la industria eléctrica, así como de la electricidad moderna… Y al final de cuentas, no dejan de ser solo motes que alguien les adjudica, y que con el paso del tiempo se toman por ciertos, Ya ahí que cada quien diga a quien considera que es el Padre de la Patria... Según la wikipedia en el caso de México ese cargo lo tiene Miguel Hidalgo pues es considerarlo como el líder político “fundador de la nación” Pero de cualquier modo siéntete libre de elegir a tu héroe de la patria histórico favorito conocido o por haber con el que te identifiques o quizá como lo piensan muchos otros más: quizá solo somos huérfanos de padre…










Yobailopogo!
-(Por cierto muchos dicen que Jimmy Wales, 
es el padre de Wikipedia, y muchos otros dicen que no lo es, 
ellos solo lo consideran cofundador :P )-





8 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Creer que el presidente es una especie de padre es lo más bizarro que he oído, no comparto la opinión de los que así lo piensan, muchos creen que el gobierno tiene que darnos todo. El gobierno debe satisfacer las necesidades del pueblo pero no ser paternalista.

Yo nada más tuve un padre y ya se murió.

En cuanto a los héroes patrios no encuentro ninguno con cual identificarme, son puros héroes prefabricados así como los niños héroes, no existieron.
Benito Juárez siempre me ha parecido un payaso, Hidalgo cualquier cosa, ni siquiera creo en Zapata ni en Morelos, para mi son puras mentiras.


Y ya me voy a dormir je.

Chau.

Gerardo Taker dijo...

Me parece que no hay factor de comparación entre un padre y un presidente, de hecho no había escuchado que alguien lo considerara de esa forma pero me parece algo muy fuera de tono y lugar. ¿Por qué y cómo compararlos?.

Como bien dices un Presidente sería algo así como un jefe, el encargado de hacer que X función -en este caso el país- trabaje y vaya como se supone debería ir.

Y coincido con Malquerida, yo no me identifico con ninguno de nuestros falsos 'héroes' patrios. Hidalgo es conocido como el 'Padre de la Patria' si, pero el bastardo era un hijo de puta padre como de 20 escuincles -bastardos también-.

Ahora, eso si, te faltó mencionar a Jesús Reyes, Máscara Añoa 2000 que es el Padre "de más de 20" xD

Saludos!

C dijo...

me acorde de un chiste de pepito:

Pepito le dice a su papá:
- Papá, me dicen en la escuela que investigue qué significa gobierno, pueblo, ley y justicia.
El papá le dice:
- Mira como si fuera la casa; el gobierno soy yo, la sirvienta es el pueblo, la ley es tu mamá y la justicia eres tú.
Pepito se va y a media noche se levanta al baño y ve a su papá cojiendose a la sirvienta, va corriendo a avisarle a su mamá pero la ve dormida y él no se aguanta más y se caga encima y dice:
- Ahora lo entiendo, el gobierno cojiendose al pueblo, la ley dormida y la justicia llena de miérda.

creo que asi iba jajajaja, pues si, ciertamente esa comparación de padre - presidente me parece más apropiada para un sistema feudal que para la "democracia" que hoy tenemos. de cualquier forma, la figura de "el padre" es muy ambigua y compleja, seguro que ningun presidente espurio llenaria hoy esos zapatos.

Gerardo dijo...

la comparación es válida cómo dices, pero de ahí a creer o pensar que el presidente debe ser como un padre,
al menos yo no comparto la idea, es absurdo sólo pensarlo, bizarro cómo dice la malquerida

a mí eso de la política nunca me ha gustado ni convencido de que sirva para algo, ahora que tocaste el tema
recordé lo que el chaparrín les dijo a los deportistas que “van a represantarnos” en los juegos panamericanos,
que no hicieran caso a las críticas de los medios y que dieran el FUA, imáginate si eso les dice a unos chavos
que ni conoce, que no les dirá a sus hijos... puta, no quiero ni pensarlo

no sé que es más peligroso, si un presidente que se cree ese papel de padre (de algo) o un presidente
en extremo religioso, como el caso de vicente y felipito, que ambos se dicen “guadalupanos” y han mezclado
sus creencias religiosas -sin afán de ofender a NADIE- con su trabajo y mira las consecuecias de poco menos
de 12 años para acá, el pais está hecho mierda, y que yo recuerde al menos cuando era más jóven, nunca ví
en la tele o en el periódico, tantos pinches ejecutados, decapitados o gente colgada de los puentes peatonales
como ahora se ve, calderón es un pinche psicópata, hay que cuidarse de él y estoy hablando en serio

shiaaaales, ora si me la mamé, ¿cuanto es por el post que me acabó de aventar? jajajajaja

saludos men

Ricardo Marin dijo...

Los presidentes de México salvo Lazaro Cardenas ( y tengo mis dudas), son igual a malos gestores ( han administrado un país riquisimo y solo han creado diferencias y pobreza), ignorantes, indecentes, partidarios, incoherentes, y un largo numero de adjetivos calificativos muy poco constructivos.
Lo peor lo ignorantes Y EGOLATRAS EN LA MAXIMA EXTENSIÓN DE LA PALABRA y chaquetros corruptos e indecentes que han sido todos.
Compararlos con un padre, pues menudo padre hijo de su rechingada madre. Con perdón de la expresión, SIC....

reptilio dijo...

la MaLquEridA: nah! hay cosas mas bizarras por ahi hahaha y ¿villa? :P

Gerardo Taker: jajaja y a Doctor Wagner (padre) hahaha

C: yo ya no se ni que sistema tenemos pinche pais

Gerardo: y no pinta a q pueda mejorar, el que siga la va a tener peor

Ricardo Marin: el pais donde hay muy pocos con muchisimo y muchos con muy poco


ybp!

aNdReSiTo dijo...

Yo siempre digo que tenemos un gran país lo que le da en la madre son los pinches corruptos, los mediocres y los ignorantes.

México es el hijo bastardo y huérfano enredado en drogas y riñas callejeras porque la madre patria España fue una piruja al servicio de la iglesia católica y nunca conoció a su padre; en cuyo caso los presidentes son padrastros que no hacen más que joder más al país, saquearlo y largarse con la misma o con otra piruja (léase otro país).

reptilio dijo...

a mi me pasa que luego no se si me siento orgullozo de mexico o no, o de ser mexicano es que si piensas en mucha gente mierda y en cosas culeras

pero lo bueno tendria que ganarle a lo malo, lastima que no siempre pase