lunes, 9 de noviembre de 2015

No te salves





No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca
no te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo

pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.


Yobailopogo!
 -Mario Benedetti-

4 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Sin ser fan de Benedetti, puedo decir que de todo lo que he leído de él, nada tiene desperdicio.

Un saludo reptilio (me he acostumbrado a tu ausencia, supongo que así es la vida. Creemos que no podemos vivir sin alguien y cuando te das cuenta, ha pasado mucho tiempo. Has aprendido a vivir con las ausencias). Alguna vez tuve un amigo llamado reptilio. Un amigo que nunca quiso decirme su nombre. Su ausencia no tiene nombre. Pa'. No olvidarlo, lo llamaré como siempre: reptilio y le iba a los pumas). Te quiero.

cotonete dijo...

Con yobailopogo me pasa igual que con la tipa que me gusta, me da miedo entrar a la página y encontrar nada nuevo. Pero con cada pequeño aporte nuevo siento como se recargan todas las ilusiones.
Realmente yobailopogo salvó mi vida

Alexander Strauffon dijo...

"Por tanto, no te agaches, hacia el Mundo de Oscuro Brillo..."

LAGARTO dijo...

cuando la mejor forma de salvarla es no estar con ella